Hace unos días vi este vídeo de una de las figuras más importantes del Marketing Online en España, Juan Merodio. En la charla da el dato de que en EEUU ya hay comercios que cobran a sus clientes por probar los productos en sus establecimientos. Por ejemplo Juan comenta que en algunos comercios tienes que pagar hasta 20 dólares si te quieres probar unos zapatos (eso sí, si te los compras te lo descuentan del precio). ¿Te parece una exageración? ¿Crees que esto es una americanada y nunca llegará a tu país? ¿Porqué ha ocurrido esto?

Pues bien lo que está pasando es que el comercio por Internet se está abriendo camino entre los consumidores. Estos pueden comparar precios rápidamente de unas páginas web y otras y por supuesto buscan la mejor oferta. Pero hay algo que no podrás hacer online (por el momento ;)), que es probar el producto antes de comprarlo. Es ahí donde entran en juego los comercios de toda la vida.

Esta es la manera como se están comportando los nuevos consumidores del siglo 21:

Etapas de una compra online de un producto físico

Te voy a poner un ejemplo a continuación de la compra de unas gafas de sol.

Objetivo: Necesito comprarme unas gafas de sol para el verano.

  1. Busco las tendencias de moda para la próxima temporada (leo magacines online y blogs de moda, redes sociales como Pinterest).
  2. Una vez que tengo una idea de cuales son las marcas y modelos de gafas de sol que me gustan las busco en tiendas online y comparo precios.
  3. Voy a la óptica con las referencias de las gafas y me las pruebo. La dependienta me ayuda amablemente y me aconseja a elegir las que mejor me sientan. Si soy un adicto-nativo de las redes sociales me hago una foto con las gafas y pido consejo a mis amigos y seguidores.
  4. Una vez que ya sé cuales me voy a comprar agradezco a la dependienta por su tiempo y me voy a casa a comprarlas por Internet donde me salen un 25% más baratas. FIN de la compra.

CONCLUSIÓN

El resultado es el siguiente:

Una venta para una web de Ecommerce;

Ingresos por publicidad y/o afiliación para los Magazines Online y Blogs de moda;

0€ para el comercio físico tradicional, aunque este último haya puesto recursos para la venta como el local y los servicios de prueba y asesoramiento del dependiente.

El ejemplo que he puesto es real y yo mismo he realizado el mismo procedimiento para comprar mi cámara de fotos, ahorrándome 100€, ¿lo ves? no es ninguna exageración, ya está pasando cerca de ti más a menudo de lo que te puedes imaginar.

Esto es lo que te vas a encontrar en los próximos años en tu comercio. Da igual que vendas gafas, cámaras de fotos, relojes, ropa y complementos u ordenadores, es una tendencia que va a estar al orden del día y más te vale actuar antes que tu comercio de toda la vida se convierta en un mero probador para que los clientes testen los productos antes de comprarlos en Internet.

¿Cómo vacunarte ante estas y otras tendencias?

Por un lado podrás empezar a cobrar por probar tus productos, cosa que a buen seguro acabará espantando a los posibles clientes que pasan por tu tienda.

O por otra parte puedes empezar a afrontar la nueva realidad e incluso intentar aprovecharte de ella, invirtiendo tiempo y esfuerzo en desarrollar una estrategia online de tu negocio tradicional.

¿Necesitas ayuda?

Háblame sobre tu negocio y te mostraré como desde Dyraz te puedo ayudar.