Hoy en día tener un blog es la mejor herramienta para darte a conocer en tu mercado. Tanto si tienes un negocio como si eres un profesional que trata de posicionarse como experto, el blog está hecho para ti. Tienes la libertad para escribir lo que quieras y como quieras. Sin embargo cada vez hay más competencia en la Red para captar la atención del lector. Para escribir posts que capturen el interés del lector tendrás que seguir una serie de pautas. Si continuas leyendo encontrarás algunos aspectos clave para redactar un post eficaz:

Aspectos para escribir un post eficaz

✎ #1: Define una estructura clara

Hay que ponerle las cosas fáciles al lector. Si no escribes con una estructura bien definida, con subtítulos y párrafos se cansará y tu contenido será otra víctima del zapping en Internet. Separa los párrafos y evita que cuenten con muchas líneas. Como norma general los párrafos no deberían superar las 5 líneas.

Título

Se ha estudiado que los títulos que más atraen son los que prometen algo a los lectores. Es deseable que dejes claro en el título el problema que solventas o el beneficio que obtendrá el lector al leer el artículo. También es importante que cuantifiques. Usa números.

Introducción

Escribe en un par de líneas el asunto que tratas en el artículo y el porqué. Haz una llamada a la acción atractiva para que el visitante continúe leyendo el artículo.

Cuerpo

Lo ideal es que cada párrafo extenso cuente con un subtítulo (o ladillo) para que el lector se haga una idea de lo que se habla ahí y captar su atención de antemano. Utiliza también listas para estructurar los conceptos o ideas que estén al mismo nivel.

✎ #2: Usa elementos “gancho”

Cuando se “escanea” un artículo en Internet todos buscamos automáticamente las palabras claves dentro del texto que nos interesan. Ten en cuenta este comportamiento y utiliza los siguientes elementos para enganchar al lector:

  • Negrita y subrayado 

Si los párrafos son muy extensos utiliza negrita para destacar las palabras más relevantes. De esta manera el lector encontrará más fácilmente lo que busca. Recuerda que en Internet los textos no se leen sino que se escanean.

  • Recuadros de color

[info_box type=”warning_box”]Un recuadro de color te permite captar la atención mientras el lector está leyendo el artículo. Utilízalos para dejar claro una idea o concepto sobre un punto del contenido.[/info_box]

✎ #3: Redacta de manera sencilla

Utiliza frases cortas y sencillas. Usa el presente simple y evita las oraciones subordinadas. Evita añadir palabras innecesarias a las oraciones. El lector estará más atento al contenido. No tengas miedo de utilizar el imperativo o de afirmar lo que el lector tiene o no tiene que hacer. Si por algo te están leyendo es porque creen que pueden aprender de ti. Escribe los artículos como si estuvieras dando un consejo a un amigo. Usa un lenguaje llano: utiliza expresiones sencillas y evita utilizar tecnicismos.

✎ #4: Usa contenido multimedia

¿Tu post tiene al menos una imagen o vídeo? Nunca dejes pasar la ocasión de incluir contenido multimedia en tus artículos. Los internautas consumen cada vez más contenido multimedia, como lo demuestra el éxito de sitios web como Youtube, Vimeo o redes sociales como Pinterest o Instagram. Más aún con la llegada de los smartphone. Las webs de noticias como Elmundo o Marca están repletas de contenido multimedia en sus páginas de inicio y no lo hacen sin motivos. Un vídeo aumenta el tiempo de visita del usuario y esto es un indicador de calidad para Google, con lo que además es bueno para el posicionamiento en el buscador. ¿Por qué no incluir el audio al contenido del artículo? Muchas personas pueden preferir escuchar un artículo en vez de leerlo. Incluso puede haber momentos en los que el visitante de nuestra web no podrá leer, como por ejemplo cuando se encuentre conduciendo. Desde este sitio web podrás grabar el artículo e incrustar el sonido en la página para dar la opción de reproducirlo. Cuantas más opciones le demos al usuario para consumir nuestro contenido mejor.

✎ #5: Longitud

La longitud de un post dependerá del tipo de post que se trate. Sin embargo en mi opinión un post “perfecto” tendría que tener al menos 1000 palabras. ¿Por qué? Por una parte es difícil ser original y conseguir que el lector perciba valor con un artículo de poco contenido. Por otra parte a cuantas más palabras, más contenido indexará Google en su buscador y más probabilidades habrá de que aparezca en los resultados.  Además se ha probado que los posts con más longitud se comparten más en las redes sociales. Puedes ver en el gráfico a continuación cómo se comparte mucho más en las redes sociales los artículos con más de 2 mil palabras.

Media de veces que se comparte un post en redes sociales según la extensión del mismo (fuente OkDork).

Media de veces que se comparte un post en redes sociales según la extensión del mismo

✎ #6: Focalízate en un problema concreto

Un post debe estar focalizado en un problema concreto y debe exponer claramente las siguientes acciones para el lector que quiera resolverlo. No intentes abarcarlo todo en un solo artículo.

✎ #7: Añade enlaces

Permite a los lectores que profundicen en los temas que les interesa. Añade enlaces a otras webs de referencia con contenido relacionado, incluso si se trata de la competencia. Por ejemplo si quieres profundizar más sobre cómo redactar un post te aconsejo que leas también los siguientes artículos:

No te olvides enlazar hacia tus otros artículos relacionados y que aporten información más ampliada. El lector lo apreciará.

✎ #8: Escribe un resumen o conclusión

Resume tu artículo en unas pocas líneas. Saca las ideas más importantes y resúmelas en un par de párrafos al final del post  o aporta una conclusión sobre el tema.

✎ #9: Haz una llamada a la acción

Antes de finalizar el artículo asegúrate que incluyes una llamada a la acción al lector, como un mensaje de suscripción a tu web. Si le ha gustado el contenido que ha leído y has captado su atención es el momento idóneo para pedirles su email. De esta manera podrán oír de ti más adelante y convertirlos en lectores recurrentes o incluso en clientes.

En definitiva…

Si tienes en cuenta todos estos aspectos en cada una de tus publicaciones, los lectores serán propensos a consumir tus contenidos más adelante.

  • Define una estructura clara
  • Focalízate en una idea o problema concreto. No intentes abarcarlo todo.
  • Usa negrita, subrayado y recuadros para destacar los conceptos clave.
  • Utiliza un lenguaje sencillo con frases cortas.
  • Añade al menos una imagen o vídeo que dé valor añadido al texto.
  • Suficientemente largo (>1000 palabras) para aportar valor.
  • Añade enlaces internos y externos para que los lectores puedan completar la información.
  • Concluye con un resumen del artículo o de las ideas clave.
  • Termina con una llamada a la acción.